Tips para hablar en público con seguridad

Tips para hablar en público con seguridad

Posiblemente, el hablar en público es una de las mayores inseguridades y actividad menos preferida de las personas. Sin embargo, gracias a estos consejos que hemos preparado para ti, hablarás en público con seguridad y transmitirás claramente tu mensaje.

El pánico escénico es común pues es una reacción a la ansiedad al ser el centro de escrutinio y atención. Esta emoción puede llegar a paralizarte o la puedes aprovechar para sacarle el mejor partido; todo es cuestión de dirigir este temor con las siguientes técnicas:

Mira a tu audiencia

Durante toda tu exposición, enfoca tu vista en intervalos por lo menos hacia 3 puntos de toda la habitación. De esta forma, mandarás el mensaje de que te estás dirigiendo a todos y te hará conectar mejor con tu audiencia.

Empieza con el pie derecho

Controla en lo posible tus emociones tomando respiraciones profundas y convéncete de que todo saldrá bien. La confianza es importante al igual que tomarte tu tiempo antes de comenzar a hablar.

Prepara tu discurso

Previamente, trata de que informarte al máximo del tema que vas a hablar y elabora un resumen de lo que vas a decir. Usa vocabulario sencillo en la medida de lo posible y apóyate de efectos multimedia para ilustrar tus puntos; toma pausas y practica lo más que puedas para sentirte con mayor seguridad.

exposición

Cuida tu lenguaje corporal

¡Relájate! Pon en práctica tus conocimientos en el lenguaje no verbal y trata de mantenerlos durante toda la exposición. Si te sientes nervioso, mantén una postura recta, más no rígida, y concéntrate en no gesticular demasiado con tus manos.

Aprovecha el escenario

Muévete a lo largo de la habitación y dirígete a toda tu audiencia sea con preguntas, bromas o anécdotas. Sin embargo, no abuses de ellas para que la información que estás dando no se pierda en el proceso.

Termina bien

Casi al final de tu discurso, utiliza una frase o cuestión que impacte a tu público y le invite a reflexionar. Agradece su atención y permite que se acerquen a ti con sus dudas u opiniones.

Si bien las emociones de nerviosismo nunca se irán, aprender a manejarlas lo mejor que puedas te ayudará a que en las siguientes ocasiones sepas qué hacer y no te sientas intimidado por este reto. Te deseamos mucha suerte en tu próxima exposición y que puedas hablar en público con seguridad.

Dafne
EDITOR
PROFILE

Déjanos tu comentario

Tu direccion de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancel reply