Tácticas para aplicar el pensamiento lateral en tu trabajo

Tácticas para aplicar el pensamiento lateral en tu trabajo

El pensamiento lateral es un método que nos ayuda a pensar más allá de lo establecido, de lo común y nos enseña que para lograr ser originales en nuestros razonamientos debemos de alejarnos de lo ordinario o lo esperable. Existen 4 tácticas que nos ayudarán a sacar ese lado creativo y en Bumeran te las contamos.

1- Piensa fuera de la caja

Es claro que cuando surge un problema, lo primero que hacemos es encontrar una solución rápida y efectiva. Sin embargo, es bueno que te propongas ideas nuevas y aleatorias si quieres plantear una solución novedosa al problema.

2- Piensa en las aristas del problema

Pensar en todos los posibles ángulos del problema te puede dar nuevas alternativas que tal vez no esperabas. Pensar lo contrario de lo establecido, en ocasiones, traerá diferentes visiones que no todo el mundo es capaz de ver por lo que fortalecerás tus habilidades como visionario al ver las cosas desde otro ángulo.

3- Utiliza analogías

Las analogías nos ayudan a comparar dos cosas totalmente distintas a partir de sus esquemas conceptuales. Bajo esta forma de razonamiento abstracto tu mente tendrá más de una opción al momento de encontrar una solución o algún objetivo nuevo.

4- De la mente a la acción

Poner en práctica el pensamiento lateral con ayuda de acertijos u otros esquemas didácticos, los cuales te ayudarán a que tu mente vuele y puedas imaginar las miles de posibles respuestas existentes y elegir las más convenientes de toda esa gama.

Es conveniente recordar que en el pensamiento lateral no existen respuestas buenas ni malas. Más bien, se trata de saber cuál perspectiva se ajusta mejor a determinada situación.

Dafne
EDITOR
PROFILE

Déjanos tu comentario

Tu direccion de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancel reply