Familia y trabajo en tiempos del COVID-19

Familia y trabajo en tiempos del COVID-19

Para ayudar a contener el COVID-19, muchas escuelas y empresas optaron por el aprendizaje y el trabajo mediante internet desde casa. Estas maneras de distanciamiento social son necesarias para ayudar a disminuir la propagación del virus y prevenir la sobrecarga de los sistemas sanitarios. Sin embargo, estas políticas de salud han incidido en nuestra dinámica tanto familiar como laboral ¿cómo está impactando esto?

En Bumeran hemos preparado una encuesta que nos ayude a conocer cuál es la situación actual de los trabajadores en Latinoamérica y cuáles son las dinámicas que están teniendo y los problemas que están resolviendo.

1.- Dinámica Familiar

Durante los últimos días, el hogar se ha convertido en la trinchera fundamental y con ello, la convivencia familiar se ha incrementado forzosamente, aunque de un modo distinto a lo habitual. En Latinoamérica la situación parece ser variable debido a que los trabajadores dependen del día a día para encontrar un equilibrio trabajo hogar.

Perú y Argentina registraron el mayor número con el 50,24% y 53,28% respectivamente esto significa que sus dinámicas son más volátiles al depender de condiciones que se dan en el día a día. Mientras que Chile con 27,07% y Ecuador con 35,55% mostraron el mayor equilibrio trabajo-hogar.

México se encuentra en un punto medio con 42,69%de personas que intentan mantener un equilibrio y un 25,88% de personas que lo han logrado durante este periodo de contingencia.

¿Cómo se reparten las tareas en el hogar? Estas nuevas dinámicas han traído como resultado nuevas formas de organización en el hogar como la repartición de tareas de forma equitativa, lo que implica que hay un proceso de formación del trabajo en equipo, Ecuador registró el mayor porcentaje en repartición de labores en el hogar con 61,06% contrario a Panamá que registró el 46,46%.

2.- Dinámica Laboral

Por su parte, en el trabajo, se nos ha pedido que trabajemos desde casa conectados bajo un horario que, si bien se ha flexibilizado, también se ha ampliado por la naturaleza de las circunstancias y las actividades. ¿Realmente hay cambios en los horarios de trabajo? México y Chile registraron un mayor número de horas trabajadas con 30,52% y 35,5% personas trabajando más de 9 horas.

Ante la lejanía y la incertidumbre económica y, por ende, laboral, se despierta la sensación de que hay que demostrar todo el tiempo que uno está trabajando; que está siendo más productivo y no está participando activamente en un maratón de series durante la jornada laboral. Son muchos los que aseguran cambios en la productividad laboral, pero ¿hay cambios en la productividad laboral?

Si bien todavía falta esperar a que termine la contingencia en Latinoamérica, además de procesar todos los datos que día con día van surgiendo ya podemos ver los primeros cambios que hay entre los trabajadores del continente, su dinámica en casa y su rol y productividad en sus respectivos trabajos.

Dafne
EDITOR
PROFILE

Déjanos tu comentario

Tu direccion de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancel reply