Home » ¿Sabías que? » El poder de la voz en tu vida profesional

El poder de la voz en tu vida profesional

El poder de la voz en tu vida profesional

La voz es el instrumento que nos ayuda a comunicar nuestros pensamientos e ideas con los demás. Utilizado de forma consciente tiene el poder de fortalecer tu carrera profesional y es un apoyo para alcanzar tus objetivos.

¿Por qué es tan importante?

exposición

Si lo piensas bien, damos por hecho nuestra entonación y volumen de voz de tanto uso que le damos en nuestro círculo familiar, social y laboral. Es una maravilla lo lejos que este medio afecta la percepción y la identidad de una persona.

Es una herramienta humana tan única y expresiva, que incluso hay personas que viven de ella como los cantantes, políticos, periodistas, radiodifusores y actores, por sólo mencionar algunos.

Existen muchos aspectos de la voz que dicen más que las palabras enunciadas. Quienes nos escuchan pueden percibir nuestras emociones e intenciones; una parte vital para establecer la confianza y sinceridad de lo que decimos.

¿Cómo aplicarla en tu trabajo?

charla

Independientemente del puesto de trabajo o cargo que tengas, tu voz tiene el potencial de crear mejores entornos y relaciones con tus compañeros. Cuando muestras seguridad y confianza, se te verá recompensado en el trato que te den los demás.

Aunque es muy importante que estés calificado para realizar las tareas de tu ocupación, existen algunos puntos en los que debes prestar atención para transmitir correctamente tu mensaje en una conversación.

Contenido: Ten en claro cuál es la información que quieres dar a entender. No te pierdas en explicaciones largas e inútiles, mejor sé directo y deja un espacio al final de tu discurso para las preguntas.

Tono: Sea grave o agudo, tu voz se debe adaptar a la situación. Por ejemplo, no puedes usar un tono agudo cuando estás en una seria conferencia con tu jefe porque se percibirá como nerviosismo aún cuando sea perfecto tu argumento.

Volumen: Es la intensidad con la que tu voz comunica un mensaje. Si por ejemplo gritas, tu lenguaje corporal es tenso y el tono se percibe grave, darás a entender enojo o resentimiento para tu interlocutor.

Como verás son detalles que pasan desapercibidos para uno pero que tienen importancia en el intercambio de información. Presta atención a que tu postura y gestos coincidan con tu tono y volumen de voz, verás que la recepción entre tus compañeros mejorará.

teff
EDITOR
PROFILE

Déjanos tu comentario

Tu direccion de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancel reply