Home » Tips y consejos » Cómo ser asertivo en tu trabajo

Cómo ser asertivo en tu trabajo

Cómo ser asertivo en tu trabajo

El ser asertivo es comprender y defender los derechos propios que tenemos como personas, sin ir en contra de los demás a nuestro alrededor. Además, impide que las decisiones sean tomadas por otros sin nuestra activa participación.

Erróneamente se confunde el término con ser hostil o agresivo para conseguir lo que quieres. Sin embargo, la asertividad es una habilidad social aprendida que te permite negociar sin manipular ni ser manipulado a un resultado.

¿Quieres saber cómo lograrlo? Te decimos a continuación unos sencillos pasos para que pases de reactivo a asertivo.

Controla tu ansiedad

ansiedad

Primero que nada, esta emoción puede ser tu peor enemiga si te dejas dominar por ella. Respira profundamente y piensa muy bien lo que dirás y cómo vas a hacerlo. Te hemos mencionado antes la importancia de tu lenguaje corporal y el poder que tu voz tiene en estas situaciones. Si muestras un frente tranquilo y afable, tendrás las de ganar en una negociación.

Di lo que piensas

hablar

Existirán situaciones que podrán frustrarte con tus compañeros o jefes y más si te quedas callado. Tranquilízate y, en el momento oportuno, acércate a platicar con ellos y manifiesta lo que piensas sobre ese problema. Expresa todo sin ofender o agredir a tu interlocutor, pues el fin es que sepan tu malestar y evitar situaciones similares en el futuro.

Transmite con seguridad tu mensaje

asertivo

A veces, son detalles al momento de comunicarte los que pueden cambiar el tono o intención de lo que quieres decir. Usar muletillas que desvaloran tus palabras, ser demasiado directo o explicar con demasiado detalle harán que tu oyente se concentre más en cómo lo dices que en lo que dices.

Elige el tiempo correcto para hablar

ocupado

Observa con cuidado el comportamiento y el ambiente que rodea a tu interlocutor antes de pedir hablar con él o ella. Si notas que tiene prisa, está irritada o está rodeada de trabajo lo mejor es que te acerques en otro momento. Puedes incluso preguntar si puede atenderte justo ahora o dejarle un mensaje para poderse reunir.

La asertividad es un rasgo de personalidad con la que debemos trabajar y modificar con los años. Se puede ir aprendiendo gracias a modelos externos como experiencias o lecturas. Si te ha llamado la atención el tema, existen una cantidad bastante grande de libros que tratan con ejemplos y relatos que pueden servirte a corto y largo plazo. Nunca es demasiado tarde para aprender.

teff
EDITOR
PROFILE

Déjanos tu comentario

Tu direccion de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancel reply