Amparo Serrano, una innovación muy Distroller

Amparo Serrano, una innovación muy Distroller

Para Amparo Serrano, buscar el lado extraordinario de lo ordinario es algo que siempre la ha caracterizado desde niña. Ella es la exitosa empresaria y creadora de la famosa marca mexicana Distroller; quien trajo a nuestras vidas frases como “Virgencita, plis”.

La vida de Amparín, como le gusta ser llamada, comenzó el 31 de octubre de 1965 en la CDMX y desde la edad de 7 años demostró sus dotes empresariales y artísticas. Como le gustaba dibujar, decidió darles clases a sus amigas y dar rienda suelta a su creatividad e imaginación.

En su adolescencia, estuvo involucrada en el mundo del espectáculo participando en obras de teatro, telenovelas y musicales. De hecho, formaba parte del grupo Flans antes de su debut hasta que, a último minuto, la sacaron por no tener el atractivo suficiente para ser una gran estrella.

Una idea que lo cambió todo

A pesar de esa decepción, esta decisión impulsó su talento en otra dirección: el diseño gráfico. Durante sus estudios en la Universidad de Anáhuac del Sur surgió el primer proyecto que inspiraría su marca. Se trataba de un personaje llamado Dr. Chui; quien destruía con sus chamoys medicinales la flora intestinal. Un dato curioso es que el nombre de Distroller nació de estos  pequeños condimentos mexicanos.

Aunque no tuvo el éxito esperado, esto ayudó a Amparo Serrano a querer seguir creando manualidades para sus familiares y amigos más cercanos. Pronto, este pasatiempo se convirtió en la que ahora conocemos como Distroller; usando de base los colores, el folclor mexicano, la vida y las personas que la rodeaban de manera muy original.

Sin embargo, la idea que la volvió tan famosa surgió en América Central cuando Amparín vio una medallita de la Virgen de Guadalupe. Ideó una imagen con su estilo personal y le agregó frases innovadoras y cómicas que fascinaron a millones de personas. Entre ellas estaban peticiones como: “Virgencita plis que tenga un novio” hasta “Virgencita plis quítame las arrugas”.

Un éxito muy Distroller

Tal fue la popularidad que empresas como Wallmart, Palacio de Hierro, Cartoon Network, Cielito Querido Café establecieron alianzas con Distroller para vender sus productos que incluyen papelería, ropa, joyería, muñecas, peluches, series de televisión, vasos y muchas cosas más.

Actualmente tiene otros proyectos exitosos como Neonatos y Chamoy y Amiguis, todos bajo su empresa Amparín S.A. de C.V. con éxito en Estados Unidos, México, España y varios países de Latinoamérica.

Dafne
EDITOR
PROFILE

Déjanos tu comentario

Tu direccion de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancel reply