Home » Tips y consejos » Consejos para cuidar tu bolsillo a la hora de almorzar en la oficina

Consejos para cuidar tu bolsillo a la hora de almorzar en la oficina

Consejos para cuidar tu bolsillo a la hora de almorzar en la oficina

Muchas empresas hoy en día tienen beneficios atractivos para los empleados, como horarios flexibles, home office y comedor. Este último, por el contrario, no siempre suele estar presente en todas las empresas. El requisito de tener un comedor puede llevar tanto costos como problemas logísticos, bromatológicos o estructurales que no todas las empresas están dispuestas a afrontar.

Los precios de opciones de almuerzo en zona de oficinas suelen ser elevados o no siempre tener un equilibro de porción y precio, o calidad y precio, hasta los menúes ejecutivos a veces parecen superar ampliamente el dinero que planeamos destinar para eso.  Por esto, te damos estos tips para economizar la hora del almuerzo dentro de la oficina.

Generar un “networking” gastronómico

Muchos compañeros de trabajo suelen pedir comida en lugares cercanos y muchas veces, esos lugares, hacen descuento por cantidad o por superar un monto especifico de precio. Preguntar si otros quieren pedir comida y ponerse de acuerdo en el lugar o plato para generar un descuento y beneficio para todos puede ser una buena idea a la hora de ahorrar. También es buena idea hablar con dueños o encargados de restaurantes de confianza para generar un descuento si eres de tal empresa.

Traer tu comida

No siempre nos dan ganas de estar pensando que llevar al día siguiente al trabajo, pero a la hora de ahorrar es la solución más eficaz, por eso te damos unos consejos para desarrollar el lado casero del ahorro. Si cocinas algún plato en tu casa, la noche anterior, prepara un poco más para llevarlo. A su vez, muchas personas prefieren elegir un día a la semana para preparar los platos para llevar, cocinan en cantidad, y fraccionan para toda la semana. Si en tu oficina no hay heladera, podes optar por opciones que no se echen a perder sin refrigeración como fruta, verdura, tartas y algunos tipos de sándwiches.

Cocina en la oficina

Esto no quiere decir que te pongas a hacer un huevo frito en medio de la oficina. Pero si, hay muchas oficinas que poseen cocinas un poco más armadas, con microondas u horno eléctrico. Hay platos como arroz, fideos o productos congelados que pueden cocinarse sin problemas dentro del microondas.

Visualiza supermercados y lugares de compras

Los menúes ejecutivos no siempre son económicos a la hora del almuerzo. Por eso es bueno tener en cuenta los supermercados o almacenes que queden cerca de la oficina para poder tener opciones más baratas a la hora de comprar. Por ejemplo, podes traer parte del plato de tu casa, y las verduras u acompañamientos comprarlos en el supermercado. Muchas veces también hay supermercados que venden comida hecha o al peso que puede funcionar como opción b a la hora de almorzar. Panaderías, rotiserías y lugares de comida al peso también puede ser buenas opciones.

Lleva un presupuesto

Fijar un presupuesto estimado por mes para almuerzos puede ayudarnos también en este sentido. Llevar una guía de presupuesto en el que vamos anotando todos los gatos cada día, nos ayuda a llevar una cuenta más clara de lo que estamos destinando y así, ir haciendo modificaciones sobre la fecha. Si una semana comiste tres días afuera y el gasto fue superior, es probable que los otros dos días tengas que traerte comida de tu casa, o en vez de pedir un delivery, optar por opciones más económicas.

Todos estos consejos pueden ayudar a tu bolsillo a la hora de almorzar en la oficina, cuidando de no destinar la mayor parte de tu sueldo en solo almorzar desde la oficina!

admin
ADMINISTRATOR
PROFILE

Déjanos tu comentario

Tu direccion de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancel reply