Home » Noticias » Claves para blindar tu empleo

Claves para blindar tu empleo

Claves para blindar tu empleo

Desarrollar un plan de carrera, mejorar la comunicación con superiores y equipo y apostar por la actualización, es clave para mantener el empleo en época de incertidumbre.

La débil recuperación económica que existe en el país es uno de los factores que impide generar empleos formales bien remunerados en México. Pero también es el detonante para plantear otros aspectos en cuestión laboral, por ejemplo ¿cómo puedo mantener el trabajo que tengo?

Para responder a esta pregunta, el primer paso es hacer una revisión de lo que se vive laboralmente en tus proyectos, a nivel personal y profesional, y para ello ayuda un plan de carrera. 8 de cada 10 empleados señala como importante asumir la responsabilidad de fijar un plan, donde se prevea pérdidas de empleo, por ejemplo, pero sólo 2 de cada 10 personas crea y ejecuta un programa de este tipo, señala un informe de la Universidad de Phoenix y la firma EdAssist.

La competencia en el mercado laboral hoy demuestra que quedarse con un puesto no implica ser el más cumplido. Para sobresalir se necesitan otras cualidades, como entender en su totalidad cuál es tu valor diferencial y ganarse la confianza de personas clave en el lugar de trabajo. El autoconocimiento que se logra con un plan de carrera, ayuda a asumir el control de qué estás haciendo en tu empleo para tratar de preservar el puesto”, señala Ivonne Vargas, especialista en Recursos Humanos de Bumeran.com.

Hacer este plan no es un ejercicio académico, es una actividad práctica que consiste en responder ¿cuál es tu situación actual en el trabajo?, ¿dónde quieres crecer?, ¿qué harías si no estuvieras en esa organización?, ¿en qué otro proyecto te podrías desempeñar, aportando qué características?, entre otras preguntas cuya finalidad es asumir el control de tu carrera, señala Vargas.

La ventaja de escribir este plan es que “obliga” a mirar las condiciones de trabajo actual, clarificando la posibilidad de un cambio de trabajo por decisión personal o por las condiciones del entorno. Pero además de escribir este plan, hay otro tipo de actividades que ayudan a blindar el trabajo en cualquier momento de tu trayectoria.

Te sorprenderá saber que algunas están relacionadas con cosas cotidianas, que se dan en el lugar de trabajo, y a las que muchas veces no se presta atención. Por ejemplo:

1-Ganarse la confianza del equipo. Asumir la actitud de ‘sólo vengo a trabajar’ y poco interesa cómo sea la relación con los demás, incluyendo al jefe, no invita a que otros defiendan tu puesto y trabajo en caso de presentarse una situación difícil en el trabajo. Buscar una relación óptima con los superiores y colegas, entender su forma de comunicar, y aprender a promover las ideas en ese nivel de comunicación, no solo genera un mejor ambiente, sino te identifica con un colaborador menos conflictivo.

2-Busca oportunidades donde otros no lo hacen. El 85% de los colaboradores indica, a nivel mundial, que una de sus tareas es detectar oportunidades de desarrollo, según el informe de la Universidad de Phoenix. Hacer una revisión constante de cómo va la situación con tus proyectos, el área donde estás y la empresa en general, permite detectar nuevos ‘nichos’ donde pudieras incursionar en caso de un recorte profesional. La cotidianidad en las actividades de trabajo es el mayor ‘enemigo’ para hacer este ejercicio.

3-Toma las riendas de tu actualización. El 62% de los profesionistas en el país considera que lo más importante en un proyecto de trabajo es la posibilidad de crecimiento, y esa opción de crecer se vincula con continuar tu preparación profesional. Delegar esta labor a los jefes no es alternativa. Invertir en ella, por el contrario, es una opción para adquirir otras destrezas que te mantengan en tu posición actual, o permitan competir por un nuevo empleo. Aprovecha cada oportunidad de capacitación que se presente en tu trabajo y controla la frase “no tengo tiempo para ello”. Los escenarios cambiantes demandan que aprendas – todo el tiempo- otras capacidades, de lo contrario, estarás obsoleto.

4-¿Conoces lo suficiente tu lugar de trabajo? En toda compañía hay códigos empresariales, es decir, reglas que -aunque no estén escritas- conforman la convivencia en la oficina. O bien, formas de comunicar a los colaboradores lo que sucede – para bien o para mal- en la empresa. Hacer una lectura frecuente de ese entorno podría ayudar a detectar ¿qué pone en riesgo tu puesto?

Cuidar el trabajo en escenarios de incertidumbre también implica saber sumarse a diferentes retos en la empresa. “Muchas veces nos presentamos con el jefe para decir: sé que la empresa está en un mal momento y tiene mi apoyo. Hay que cumplir ese compromiso con acciones. No dejarlo en palabras que no den ejemplo de cómo se puede contar con tus resultados en un periodo difícil”, puntualiza Ivonne Vargas.

Redacción Bumeran.com

Redacción Navent
ADMINISTRATOR
PROFILE

Déjanos tu comentario

Tu direccion de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancel reply